Archivo | Examen RSS feed for this section

Examen

16 Dic

¡Hola a tod@s!

Recordatorio para los más “despistados”:

El examen del martes comprende el tema de la Sociedad y Economía española durante la etapa isabelina (fotocopias + apuntes del blog que son los vistos en clase) y el tema del Sexenio Democrático (libro y apuntes del blog).

Como sólo tenéis una hora para hacerlo ya os comenté que las preguntas 4 y 5 serán más breves, igual una única pregunta, de todas formas hay que ajustarse a lo que se pregunta para que no falte tiempo…

¡Ah! Y efectivamente, uno de los documentos a comentar será una caricatura… 🙂 (como no podré ir al Centro a pasaros las caricaturas corregidas a aquellos que me las entregásteis, mañana o el sábado como muy tarde, colgaré en el blog una de las caricaturas trabajadas, para que tengáis una pauta a seguir).

¡Saludos! Cualquier duda que tengáis sobre el examen,  mandadme un correo.

La camarilla de Fernando VII

7 Oct

La palabra “camarilla” aún hoy se sigue utilizando. Con este término hoy nos referimos a un grupo de personas que influyen decisivamente en las decisiones o criterios de un personaje con relevancia.

En sus inicios designaba a una cámara pequeña que ponía en comunicación las habitaciones reales con los salones destinados a los actos públicos. En la gran cámara se realizaban los actos solemnes y recepciones protocolarias, las entrevistas de carácter más sencillo, en la camarilla.  Fernando VII como ya lo hacían sus antecesores celebraba tertulias en la camarilla, generalmente a última hora de la tarde o primeras horas de la noche.

Los principales cargos que se han formulado contra la camarilla  de Fernando VII han sido los siguientes:

a) Fuerza organizada y efectiva, pero ilegal.

b) retrogradismo político.

c) baja y soez composición de sus miembros.

d) influencia negativa en las decisiones de Fernando VII (por ejemplo, en la destitución de ministros, sobre todo si éstos eran filoliberales).

Más allá de las repercusiones reales de la camarilla en la decisiones de Fernando VII, una cuestión sí es innegable: Fernando VII era un personaje débil de carácter y por tanto, fuertemente influenciable.