La regalía de aposento…

16 Sep

¿Defraudar a Hacienda? ¿Intentar escapar a los rádares de la policia? La picaresca en España no es sólo cosa de los últimos tiempos…

Ya en el siglo XVI, los madrileños se vieron “sorprendidos” por un nuevo impuesto, ante la necesidad acuciante de un Felipe II bordeando siempre la bancarrota. Este nuevo impuesto obligaba a que todo aquel vecino de Madrid cuya casa tuviese dos plantas cediera la segunda a la Corte, para que ésta le diese el uso más conveniente. Un importante número de alguaciles se dedicaron a recorrer las calles de la capital para detectar estas casas.

Los madrileños encontraron la solución: construyeron las llamadas “casas a malicia“, es decir,  casas en las que era díficil detectar a simple vista las alturas. Para ello, levantaron muros exteriores con puerta, desde la que no se podía contemplar el interior, construyeron pisos intermedios que no se podían calificar como alturas, facilitaron el engaño mediante el uso de ventanas a diferentes alturas, etc. El efecto visual confundía al alguacil que desde fuera sólo veía una altura… En el Madrid actual aún es posible encontrar alguna de estas casas en pie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: